Among Us (Android): El juego del asesino en el móvil

Hola a todos!

Últimamente notarás que los críos al juntarse (lo que se puede por las restricciones, eh???) y jugar con el móvil están como locos gritando «es el impostor!!!» o «para que acusa sin ver nada!!!» Posiblemente escuchéis otras «lindezas» pero no voy a reproducirlas aquí 😉

Todo es debido al Among Us.

Este juego no es más que el juego del asesino de toda la vida, pero maquillado y con un toque cómico para poder jugarlos desde el móvil o PC. El concepto del juego es sencillo, te juntas con un grupo de personas en un nivel y hay que ir realizando unas misiones para poder ganar la partida. Pero entre ellas hay una persona (o varias, dependiendo la configuración de la partida) que es el impostor.

Qúe ocurre con este jugador? Como en el juego de cartas, esta persona, que nadie sabe quien es, se encarga de sabotear al resto de jugadores. Es capaz de crear alertas que el resto de jugadores deben solucionar para no perder y además, puede «eliminar» a los jugadores hasta ganar.

Eso sí, no puede ir matando a lo loco, ya que si alguien le ve, le acusará de impostor y la gente le votará para expulsarle. Y este es el punto que sinceramente más me gusta/odio del juego. El momento votación popular. Cuando encuentras a un compañero que ha sido «eliminado», se puede alertar al resto de la gente y meterles en un chat para divagar sobre quién ha sido.

Está genial ya que en este momento todo el mundo dice quien cree que puede ser, si tienen dudas sobre jugadores, etc… Y el impostor malmete. Y es genial ser el importor y engañar a la gente para que voten a otros o alejar las dudas de tí mismo.

Lo malo? que depende con quién te juntes (partidas públicas) esos chats se pueden llenar de gente que acusa sin razón y te rompe la diversión de la partida.

En definitiva, un juego que es divertido para los chavales (y no tan chavales) y si te juntas con un grupo de amigos en una partida privada, te echas unas risas. Sin ir más lejos, nosotros ya hemos hecho alguna partida familiar y la verdad, pasas un buen rato.