Por qué PadresGamers.com

Hola a todos.

pertenezco a este pequeño gran grupo de gente que comenzamos con el mundo de la informática y videojuegos en los años 90 (sí, antes del 2000 había vida). En esa época «cosas de casa» con Steve Urkel era lo mejor de la tele, los Power Rangers nos enseñaban «efectos especiales» a diario y la Game boy era la consola portátil por excelencia.

En el mundo de la informática, los pentium 100MHz con turbo eran lo más de lo más. Tecnología punta al servicio de juegazos como Monkey Island, Wolfestein, Simcity 2000… que hacían que creyésemos que estábamos ante lo mejor de lo mejor en cuanto a gráficos y realismo. Qué felices éramos.

 

Éstas eran nuestra torres con sus disqueteras de 3,5″
Imagen por Zeitblick [CC BY-SA 3.0], from Wikimedia Commons

 

 

 

 

Y cada año que pasaba nos encontrábamos con mejores juegos. Como el Duke nukem 3D, el primer juego con el que jugué «en red». O el F22 ADF, una joyita para mí, que me gustan los simuladores de aviones. Y el Half Life, Carmaggedon, GTA (en vista isométrica), Commandos… juegazos. Cada uno mejor que el anterior. Con los años los juegos han ido a mejor, dándonos horas y horas de juegos online y offline. Siempre tendré en mente el Skyrim. juego que me ha quitado más de 1000 horas de vida…

Pero los años pasan, conoces a tu pareja, empezáis a vivir juntos y de repente… Zas!! ya sois 3 en casa 🙂

Los niños son una gozada, verles crecer, jugar con ellos, hacer monerías (lo malo no lo cuento para no desmoralizar) peeeero tienen un pequeño «problema». Necesitan nuestro tiempo. Muuuucho tiempo. Y obviamente se lo das. Ahora, en vez de meter 1000 horas al Skyrim paso 1000 horas en el parque. Y al principio es complicado volver a encender el PC para jugar. No sé a vosotros, pero mi hijo de bebé tenía un sensor instalado que hacía que al dar al power, se pusiese a llorar.

Ya no puedes echar vicios de varias horas seguidas y si lo haces, estarás perdiendo horas de sueño que te van a hacer falta al día siguiente. Las partidas en red se convierten en un pequeño problema. En mi caso me gustan los simuladores de conducción y echar una carrera online de 1 hora se convirtió para mí en misión imposible. Casi siempre es necesario atender a los críos, es lo normal. Solución? buscar partidas de 10 minutos, jeje.

Pero los niños crecen. Y cuando tienen 3-4 años empiezan a ver los juegos de otro modo. Se les ve esa mirada que ya conoces. Sí, la mirada de gamer. Cuando a mi hijo le puse el Need for speed con el volante G27 alucinó. Descubrir que se pueden hacer casitas y huertos en el Minecraft le encantó. Bueno, le gusta más darle con la espada a los creepers… Cuando me vió jugando al PUBG… me cayó una bronca de su madre (con toda la razón) porque luego estuvo unos días queriendo matar a todo el mundo.

Y esta es la causa que me lleva hasta esta web. Cuando tienes hijos y has jugado toda la vida te apetece enseñarles a jugar. Y qué mejor forma hay que jugar con ellos? Enseñarles el Sonic, jugar a dobles a algún juego de emuladores, descubrir el monkey island de nuevo e ir contándole los textos y ver cómo se ríen y eligen los diálogos. Pero como todo no todos los juegos valen en cualquier edad.

Mi idea para esta web es enseñaros juegos para jugar con vuestros hijos y que vosotros me enseñéis los juegos que vosotros usáis con vuestros hijos. Pero no sólo eso. También os quiero mostrar los juegos para los «padres», es decir, para jugar sin hijos. Juegos que nos puedan divertir y gustar. Conseguir que los padres nos unamos y hagamos una pequeña comunidad en la que nos entendamos. Que si estamos jugando al PUBG no haya malos rollos por desconectarse de repente. Saber que era por una buena causa, un biberón que hay que dar, alguna caída de los críos o simplemente que han entrado y no quieres que vean cómo disparas a otros. Enseñar los «juguetitos» que nos compramos para disfrutar del juego y hacer una pequeña review para que el resto la veamos.

Intentaré meter contenido tanto como me dejen pero si alguno quiere, puede meter su propio contenido. Contacta conmigo y no habrá problema.

Pues eso es todo de momento, poco a poco iremos rellenando de juegos este blog y espero que os guste.

PD: A los que no sean padres que sepan que no es tan duro, sin ir más lejos yo ya voy por el segundo 🙂